MINISTERIO DEL TRABAJO ORDENA CONSTITUIR TRIBUNAL DE ARBITRAMENTO EN DAVIVIENDA

0
704

Después de un año de haber terminado la etapa de arreglo directo del pliego de peticiones presentado por nuestra Organización sindical al Banco DAVIVIENDA y luego de superar satisfactoriamente las maniobras interpuestas por la Dirección de la entidad, el pasado 28 de abril, mediante la Resolución No. 1502 el Ministerio del Trabajo ordenó la convocatoria de Tribunal de Arbitramento Obligatorio, figura jurídica contemplada por el Código Sustantivo del Trabajo, a la cual nos acogimos por tratarse de un conflicto entre una empresa y un sindicato minoritario.
Terminada la etapa de Arreglo Directo con su respectiva prórroga y sin llegar a ningún acuerdo, el banco no nos pudo imponer sus argumentos, que consistían en extendernos los beneficios del Pacto Colectivo, caprichosamente elaborado por ellos, proponiéndose que lo aceptáramos, pero sin otorgarnos las garantías sindicales estipuladas en la Constitución Nacional, por lo cual nos vimos obligados a someter la solución de este conflicto a un tribunal de arbitramento.

Presentada la solicitud, el Banco pidió al ministerio declarará la nulidad de nuestro pliego con el mentiroso argumento que el mismo no había sido aprobado por una asamblea nacional, como lo ordena la ley. Este argumento fue categóricamente desmentido, con la presentación de los documentos correspondientes a la realización de asambleas tanto de los afiliados a ACEB que laboran en DAVIVIENDA, como los de nuestra asamblea nacional de delegados, con representantes de todo el país.
La influencia política y el poderío económico de la entidad, fueron aspectos neutralizados por la justeza de nuestra razón y la contundencia de los documentos que adjuntamos al proceso, para algo había de servir la experiencia de nuestro sindicato con 58 años de existencia.

LO QUE SIGUE
Nombrados los árbitros de ambas partes (Banco – Sindicato), el Ministerio del Trabajo, procederá a posesionarlos y estos en un lapso no mayor a 48 horas, deberán ponerse de acuerdo para nombrar un tercer árbitro, pero si no se hace, será el Ministerio quien lo nombre mediante sorteo de una lista de abogados que integra la Corte Suprema de Justicia, luego el Ministerio dentro de los 8 días siguientes procederá a citar e instalar el tribunal. Para fallar los árbitros disponen de 10 días prorrogables, el documento que contiene el fallo se denomina Laudo Arbitral; tratándose de tribunales obligatorios, la prórroga se debe acordar entre las partes, antes que terminen los 10 días, o lo podrá decretar el Ministerio del Trabajo, a solicitud de una de las partes. Si el fallo se emite durante el tiempo reglamentario, tiene plena validez legal.

Los trabajadores estaremos representados por nuestro compañero MIGUEL ANGEL DELGADO probado dirigente de la Central Unitaria de Trabajadores –CUT.
No nos hacemos grandes ilusiones sobre los beneficios económicos que obtendremos en este tribunal, porque allí las decisiones se adoptan por mayoría de votos, pero una cosa si debe quedar bien clara y es que por ley, como mínimo se nos debe conceder beneficios iguales a los contenidos en el Pacto Colectivo, con una ventaja adicional, que en lo sucesivo los incrementos salariales se recibirán en fecha fija, con monto preestablecido en el Laudo Arbitral. Lo que falle el tribunal se constituye en ley para las partes y será de obligatorio cumplimiento.

Otro aspecto que debe quedar claro es que el tribunal tiene la obligación de decretar el otorgamiento de garantías sindicales que consisten en permisos para realizar la labor sindical y alguna ayuda económica para que los dirigentes sindicales, empleados de DAVIVIENDA, puedan promover la defensa de los derechos de todos los trabajadores a nivel nacional y por ende procurar el crecimiento de ACEB al interior de esta importante entidad financiera, que se ufanaba de sus grandes utilidades económicas y de no permitir la actividad sindical.

ACEB es una organización sindical de industria fundada en 1958 y reconocida legalmente mediante personería jurídica 001828 del 11 de diciembre de 1958, con claros principios al servicio de los trabajadores; privilegiamos el diálogo como mecanismo para defender los derechos de los trabajadores, condenamos todo tipo de violencia, venga de donde venga, lo que nos ha permitido consolidarnos como el primer sindicato del sector financiero, por nuestra seriedad, trayectoria y extensión en todo el territorio nacional incluido el archipiélago de San Andrés. No llegamos a crearle problemas al Banco, venimos a contribuir en la construcción de una relación empresa – trabajadores, basada en el mutuo respeto y con un mínimo de equidad al servicio de los trabajadores.

Se acabaron los tiempos que para recibir los beneficios se necesitaba de previa calificación del superior jerárquico, paso de moda eso de negarle el incremento salarial anual al trabajador con el argumento de haberse rajado en la evaluación y lo que es más importante, en el futuro, los derechos de los trabajadores solo podrán ser tocados para ser mejorados, no como sucedía con el Pacto Colectivo que la entidad lo modificaba a su antojo y según sus necesidades.

Se acabó el reinado de la anarquía en la relación de los trabajadores con el Banco Davivienda, llegamos para poner freno a los abusos y al maltrato, ahora lo que sigue es un trabajo continuado y mancomunado de todos los trabajadores en torno al sindicato ACEB para lograr la nivelación prestacional con los demás empleados del sistema financiero. Davivienda es el tercer banco en activos, en utilidades y en extensión geográfica, con excelente participación en el mercado financiero colombiano, pero por otro lado es el banco que peor paga, con muy pocas prestaciones extralegales y con alta trayectoria represiva, lo cual no tiene nada de justo.

 ACEB Junta Directiva Nacional

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta