Boletín de Negociación # 2 Banco GNB SUDAMERIS

Boletín de Negociación # 2 Banco GNB SUDAMERIS

Estamos ante una negociación colectiva atípica con GNB Sudameris, no solo por la situación de pandemia producida por el Covid-19, sino porque este banco la ha utilizado para contener y evitar avances en materia de beneficios extralegales para sus trabajadores al invitarnos a una simple y paupérrima revisión salarial.

Desde el inicio se notó la intención del banco, pues planteó negociación virtual, luego y en vista que la ACEB y demás organizaciones se opusieron a dicha pretensión, el banco en la citación a instalar la mesa de negociación, planteo tres condiciones: I) Los negociadores de los sindicatos debíamos hacernos pruebas de Covid-19 previo a cada sesión, 2) Indicar si teníamos el esquema de vacunación completo y 3) Asistir a la mesa con solo 3 representantes por sindicato, a lo cual solo accedimos y en aras de brindar tranquilidad y seguridad a todos los asistentes, realizarnos pruebas moleculares de antígeno con hisopado nasofaríngeopruebas rápidas, todos los martes previo a la reunión. No contentos con ello, el banco escudándose en que debía cumplir los protocolos de bioseguridad, no ofreció ni tinto ni agua como se acostumbra, así que las organizaciones sindicales debimos asumir estos elementos mínimos vitales necesarios de cara a cualquier reunión de nuestro propio pecunio.

El miércoles 4 de agosto uno de los sindicatos presentó al experto y reconocido doctor en economía de la Universidad Nacional, Jairo Orlando Villabona, para que abordará y nos diera claridad sobre los temas económicos del banco, lo cual hizo de manera brillante y magistral, demostrando con el análisis hecho a los estados financieros, la solidez, estabilidad y utilidades que el banco ha obtenido en los últimos años, así como que a pesar de la emergencia generada por la ya mencionada pandemia que ha producido una crisis económica, no se ha visto afectada su estabilidad financiera, por cuanto ha recibido grandes exenciones tributarias, por la solidez de su cartera y porque los gastos laborales solo representan el 6,7% del total de sus ingresos, entendiendo que en dichos gastos están incluidos el personal ejecutivo no sindicalizado del banco, los cuales siendo menos en cantidad, representan los mayores y más altos ingresos.

Posteriormente a ello, en la siguiente sesión del jueves 5 de agosto, las organizaciones sindicales realizaron explicación y ampliación de 28 puntos del pliego de peticiones como fue pedido por el banco, indicando cual fue su motivación, necesario según ellos, para poder plantear sus apreciaciones y sus propuestas.

Posteriormente el martes 10 de agosto el banco indicó que pasaría a establecer su posición general sobre cada uno de los puntos del pliego sin llegar a hacer ofertas, pues estas las harían en la sesión del miércoles.

Fue así como los negociadores del banco iniciaron su disertación del pliego de peticiones, con una introducción en la que plantearon un marco en el que establecieron una posición general al pliego, no sin antes indicar que el banco no contemplaba incluir en el pliego aspectos como; lo establecido en la ley que el banco esté aplicando, tampoco situaciones o prácticas que no atiendan la situación del banco y que sucedan en otras entidades, ni incorporar temas de naturaleza política o que tengan que ver con la imagen o con la posición frente a terceros, entre otros.

Hicieron un barrido uno a uno de todos los puntos del pliego de peticiones, en el que enviaron un mensaje claro de dureza, indicando que el banco no estaba dispuesto a negociar prácticamente nada, que el incremento salarial debía ser consecuente con la situación actual de la economía nacional y que no debe apartarse del índice de Precios al Consumidor (IPC), que debe estar basado en las condiciones de razonabilidad y sostenibilidad, indicaron además,

que la Prima de Cargo era una prima de riesgo y por lo tanto no puede pagarse a nadie más que a los cargos ya establecidos, lo cual es falso pues no está contemplado de esa forma en la convención colectiva, manifestaron también que de extender algunos beneficios convencionales ramificados, necesariamente implicaría la eliminación de otros, en cuanto al monto de los préstamos de vivienda indicaron que los trabajadores “continúan comprando vivienda con los montos establecidos”, que no permitían que los trabajadores pre pagarán sus créditos para acceder al siguiente, tampoco que comprarán propiedades en lugares distintos al lugar de trabajo, ni que compraran viviendas de recreo ni de descanso transitorio, también que debían cumplir el plazo del crédito establecido. Por otra parte, que si aceptaban el plan exequial debían eliminar el auxilio funerario, en cuanto a la bonificación de cajeros indicaron que ellos cuadraban su caja para ganarse dicha bonificación, lo cual es una acusación irresponsable y temeraria. En ese sentido fue la postura del banco al hacer su planteamiento general al pliego que las organizaciones sindicales le presentamos.

En la siguiente sesión del miércoles 1 1 de agosto, el banco hizo ya su planteamiento o propuesta cómo lo había indicado el día anterior procediendo punto a punto a dar respuesta o formulación a todo el articulado del pliego de peticiones. Plantearon negociación a 2 años como vigencia, en consecuencia, el incremento salarial que propusieron fue de IPC+0,25 para el primer año e IPC para el segundo año, en todos los puntos nuevos no hicieron propuestas, en los puntos que pretendemos mejorar su redacción o unificar su propuesta fue Redacción Vigente, es decir, dejarlo como está en los auxilios, plantearon un incremento que ronda el 4% para el segundo año.

En la sesión del jueves 12 de agosto, ya les correspondió a las organizaciones sindicales responder a la paupérrima propuesta del banco realizada el día anterior y en ella la ACEB manifestó su rechazo e inconformidad por el trato dado no solo a la comisión negociadora de los sindicatos presentes sino al desplegado durante su exposición general del pliego, así como su postura manifiesta de no tener voluntad para negociar nuestro justo pliego de peticiones. Por tanto, la respuesta de los tres sindicatos titulares de la convención colectiva, estuvo orientada a mantener los puntos del pliego de peticiones, haciéndole claridad y ampliándole al banco las motivaciones que tuvimos para plasmarlos en dicho petitorio, así como corregir los “errores” cometidos por el banco para demostrar su postura frente algunos puntos, ya que evidenciamos en muchos artículos una interpretación acomodada, errada y alterada de la realidad para justificar su decisión de mantener redacción vigente o no proponer nada frente a ellos. Debido a esto solo acogimos la propuesta del banco relacionada con la vigencia, es decir dos años.

De esta forma, dejamos la pelota en el terreno del banco, como coloquialmente se dice, a espera que, en la sesión del próximo martes 17 de agosto, los negociadores por parte del banco se hagan presente con una formulación o propuesta que recoja las inconformidades de los trabajadores plasmadas en el pliego de peticiones y que fueron ampliamente discutidas y explicadas en mesa.

Comisión negociadora por ACEB

Sandra Milena Jiménez — Luisa Fernanda Martínez

Luis Omar Mena — Mario Alexander Sánchez — Walter Cante Asesor: Juan Francisco Sánchez

BOLETIN INFORMATIVO SOBRE LA NEGOCIACIÓN EN EL BANCO ITAU

BOLETIN INFORMATIVO SOBRE LA NEGOCIACIÓN EN EL BANCO ITAU

Con una postura totalmente rígida, el banco ITAU ha dado “respuesta integral” al pliego unificado de peticiones presentado por ACEB – ADEBAN y al pliego presentado por UNEB.

El banco propuso un aumento de salario para sus trabajadores y ajustes a los diferentes auxilios convencionales de solo el IPC a corte de julio de 2021, es decir 3.97%.

En los puntos denominados normativos y económicos, propone que se mantengan tal cual como se encuentran redactados en la convención colectiva vigente, en el resto de puntos del pliego, en su mayoría aspiraciones nuevas para los trabajadores, el banco se pronunció con un NO rotundo, argumentando entre algunos aspectos que, en medio de la pandemia ha tenido “ solo pérdidas”; que los gastos de personal representan una gran parte de los ingresos del banco; que nuestra convención colectiva es una de las mejores en el sector financiero; y que en términos generales, prácticamente nos tenemos que dar por bien servidos.

Si bien, esta respuesta corresponde a la primera oferta que realiza el banco, creemos que no se ajusta a lo que los trabajadores del banco Itaú merecemos, especialmente porque somos los trabajador@s, quienes hemos visto reducidos nuestros ingresos por los significativos incrementos de servicios públicos domiciliarios; por los incrementos en el transporte, ya que para cuidarnos del contagio NO acudimos transporte público masivo; también, por el incremento en la canasta familiar, es decir, somos los trabajadores quienes hemos cargado con todo el peso económico de la pandemia.

De igual manera, los trabajadores bancarios hemos estado 100% expuestos al contagio del coronavirus COVID – 19, los bancos nunca suspendieron la prestación del servicio, independiente de las medidas que el banco haya tomado con aquellos trabajadores con comorbilidad o enfermedades de base que fueron enviados a sus casas. Sería el colmo si no hubiesen cumplido con esas medidas obligatorias.

A lo anterior, se le suma la denuncia presentada por el banco de algunas garantías sindicales obtenidas en años anteriores, que evidencian su intención de mermar a los sindicatos atentando contra el Derecho de Asociación Sindical y el Derecho a la Negociación colectiva establecida en los convenios internacionales adoptadas por Colombia ante la OIT.

Como se evidencia, la presente negociación no pinta para nada fácil, especialmente por las condiciones económicas que vive el país actualmente, la presión derivada con el aumento del precio del dólar en Colombia, pero principalmente, por esa propuesta totalmente distante de las intenciones que tenemos los trabajadores de recuperar el valor de nuestra mano de obra y de mejorar nuestras condiciones de vida.

Hacemos un llamado a todos nuestros afiliados, directivos y dirigentes sindicales para que reforcemos nuestra tarea de defender la convención colectiva de trabajo, ya que los trabajadores no somos los responsables de la pandemia ni de las decisiones tomadas por el banco. Tenemos derecho a exigir mejores salarios y beneficios, así como a mejorar la convención colectiva de trabajo del banco ITAÚ.

¡Viva nuestro justo Pliego de Peticiones!

¡Viva nuestra Convención Colectiva de trabajo! ¡Exigimos mejores salarios para los trabajadores de banco Itaú ! ¡Exigimos ¡ ¡Exigimos ! ¡Exigimos!

 

Comisión Negociadora por ACEB

Aida Teresa Garzón, Celmira Gutiérrez Gutiérrez,Pedro Antonio Garzón, Fredy Alexander Cano, Lucio Herrera Salazar Asesor: Juan Francisco Sánchez Z.