El 15 de octubre de 2008, nace en un banco producto de la integración de la Fundación Microfinanzas BBVA, la Corporación Mundial de la Mujer Colombia y la Corporación Mundial de la Mujer Medellín, el nuevo banco se denomina “BANCAMIA, el banco de las microfinanzas en Colombia”.

Bancamía tiene como Misión: “Ser un Banco que contribuye a mejorar la calidad de vida de la población de menores ingresos con limitado acceso a los servicios financieros” y en conjunto con su socio estratégico la Fundación Microfinanzas BBVA, tiene como su Visión: “Ser reconocidos en Colombia como el principal Banco con sentido social, líder en innovación y acceso a productos y servicios financieros especializados para los empresarios de la microempresa –preferencialmente mujeres– y en general para la población de bajos ingresos”.

Bancamía cuenta con el constante apoyo de la Fundación Microfinanzas BBVA, que la dota de los recursos necesarios para su fortalecimiento.

La anterior es una semblanza extractada de la página web del propio Banco que traemos a colación para que quien tenga la oportunidad de leer esta denuncia entienda más fácilmente las razones que nos asisten para exigir públicamente la inmediata intervención de las autoridades del trabajo para que le pongan freno a las arbitrariedades que cometen diariamente los encargados de administrar a BANCAMIA.

RESPETO POR EL DERECHO DE ASOCIACIÓN DE RANGO CONSTITUCIONAL

En este Banco se considera un delito el que un trabajador, en desarrollo de un derecho fundamental, se organice sindicalmente, de manera que así sea el empleado más productivo, el de mejor rendimiento, pase a ser considerado como un enemigo de la empresa y de inmediato comience a ser perseguido por el solo hecho de afiliarse al sindicato, tal es el caso de la sucursal Caucasia, que estuvo a punto de ser cerrada porque sus trabajadores fueron despedidos en masa para impedir su sindicalización.

El Banco invierte grandes sumas de dinero para pagar abogados que tienen el encargo de adelantar procesos de levantamiento de fueros sindicales contra sus trabajadores a quienes les fabrican las pruebas mediante presiones a sus humildes clientes que son constreñidos aprovechando sus bajos niveles culturales. A diario el sindicato tiene que atender citaciones a descargos, por situaciones que normalmente no ameritarían ni siquiera un llamado de atención; como este, infinidad de casos.

LA JORNADA LABORAL Y LOS INCENTIVOS POR METAS

En Bancamia los trabajadores saben a qué hora empieza la jornada de cada día, pero no a qué hora termina y los sábados no obstante el muy bajo nivel de transacciones, ingresan antes de las ocho de la mañana terminan su labor cuando a los llamados gerentes zonales se les ocurra, lo que hace que, los trabajadores deban estar prácticamente de tiempo completo al servicio de la empresa.

En materia de metas comerciales, el empleado debe: ubicar al cliente, gestionarle el crédito, velar porque, independientemente de la capacidad económica, acepte tomar varias líneas de seguros y además garantizar el pago oportuno de sus obligaciones so pena de ser mal catalogado y como consecuencia perder los incentivos económicos , que en teoría el banco le debe pagar por el enorme esfuerzo que le toca realizar durante todo el mes; esto con el agravante, que permanentemente se están inventando normas arbitrarias para no tener que asumir las obligaciones que la entidad contrae con sus empleados.

LOS COSTOS SALARIALES Y LA PÉRDIDA DE PARTICIPACIÓN EN EL MERCADO

Para no atender las solicitudes que sus trabajadores le formulamos a través del pliego de peticiones presentado el pasado 2 de julio, la administración del Banco argumenta una supuesta pérdida masiva de clientes y un elevado costo en su nómina; en cuanto a lo primero, lo que argumentaron en la mesa de negociación contrasta con las cifras que reportan ante la Superintendencia Financiera, según las cuales el banco está transitando una senda de permanente crecimiento, que dio lugar a la apertura de 10 nuevas sucursales y a la contratación de 16.000 corresponsales bancarios, dice su presidente, señor MIGUEL ANGEL CHARRIA, que esperan terminar el año con 1´100.000 clientes, con un crecimiento del 11%, que en materia de CDT´s han crecido un 34%, en cuentas de ahorro el 20% y en colocación de seguros, el 30%; luego no es que falte plata para atender las pretensiones de sus trabajadores, lo que falta es voluntad política para hacerlo y de esto último sí que les sobra.

La nómina le vale mucho al Banco, claro, si en el mismo rubro incluyen los multimillonarios sueldos de la burocracia y los precarios sueldos de los trabajadores de base, claramente tendrían razón ¿pero el ejercicio es transparente o hace parte de la doble moral que caracteriza a la clase dirigente colombiana?

Y en gracia de discusión, si fuera cierto lo que sostienen en la mesa los representantes de la empresa, que como ya quedó demostrado no corresponde a la verdad, ¿qué habría que hacer? cuando en un equipo las cosas no salen bien, quienes salen despedidos no son los jugadores, es el técnico y sus asesores.

LA LIBERTAD DEL INDIVIDUO PARA DEFINIR EL RUMBO DE SU CONFLICTO

El Artículo 444 del Código Sustantivo del Trabajo establece que, si terminada la etapa de Arreglo Directo las partes no lograron un acuerdo definitivo, los trabajadores dispondrán de diez (10) días hábiles para definir si van a la huelga o si por el contrario someten la solución del conflicto a un tribunal de arbitramento, decisión que deben tomar en una asamblea mediante el voto secreto, libre y espontáneo. Bancamia por orientación de su equipo jurídico externo de asesores, coartó de manera descarada la libertad a sus trabajadores amenazándolos con despidos e intimidándolos con la presencia de abogados y de funcionarios que en la mayoría de los casos no les permitieron salir a ejercer el derecho al voto, por lo cual ganó la abstención, está indebida presión constituye un delito que debe ser penalizado con la privación de la libertad de quien sea responsable de tal violación. Exigimos al Ministerio de Trabajo poner en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación las violaciones que constató durante el desarrollo de las votaciones, como es su obligación constitucional.

Dejando constancia, que finalmente, se llega a un acuerdo por petición que hicimos los sindicatos ACEB y ASEFINCO al Ministerio de Trabajo, para que se generará una mesa de trabajo donde se convocará a la dirección de Bancamia, lo que efectivamente se realizó y donde el Viceministro de Relaciones Laborales, Carlos Alberto Baena, le exigió al banco intentar un acuerdo directo; el acuerdo se da, pero las condiciones de relacionamiento obrero-patronal son cada vez más distantes y más enconadas por la actitud hostil que el banco no abandona en ningún momento.

Reiteramos la invitación a la afiliación masiva, que será lo único que nos garantice el futuro.

Asociación Colombiana de Empleados Bancarios – ACEB –

Asociación Sindical de Empleados Bancarios del Sector Financiero Colombiano –ASEFINCO-

DESCARGAR BOLETIN
MÁS NOTICIAS..
¡LO LOGRAMOS! El pasado 3 de octubre finalmente pudimos firmar la nueva Convención Colectiva de
El 26 de Septiembre, y después de más de dos meses de intensas negociaciones, en
Share This